Rodrigo Moreira, ex jugador de Independiente y actual de San Martín de Tucumán dialogó con Emoción Roja (todos los lunes de 21 a 22) en la previa al partido adeudado de la primera fecha de la Superliga.

En su retorno a Independiente luego de su primer paso por San Martin de Tucuman, Moreira tuvo la oportunidad de jugar frente a Racing, partido que el Rojo ganó 1 a 0 y donde el defensor se fue expulsado en el primer tiempo: “Por esa expulsión condicioné al equipo y a Holan, me da bronca porque la falta la hizo Amorebieta y me amonestan a mí. Igualmente me tocó estar en partidos en la Sudamericana y mis participaciones fueron positivas”.

El defensor habló sobre el partido que se disputará el próximo miércoles en el Libertadores de America: “Esperamos un partido duro donde Independiente va a ser el protagonista, necesitamos los tres puntos para poder salir de la zona de descenso y dejar a San Martin en primera”.

“Chiqui” fue parte del plantel que consiguió la Copa Sudamericana 2017: “Cumplí el sueño de jugar en Independiente y de salir campeón”. Luego en enero fue bajado a reserva y en junio retornó a la institución tucumana en donde ya había tenido un paso cuando Diego Cagna era el director técnico, con respecto a su traspaso dijo: “Los últimos 6 meses en Independiente no fueron para nada agradables, fue una buena decisión salir en condición de libre”.

Moreira se refirió a la manera de trabajar de Ariel Holan: “Los entrenamientos son duros y el equipo lo refleja en la cancha con su manera de jugar”. También fue consultado por la relación que tiene con sus excompañeros: “Todavía estoy en el grupo de WhatsApp, me llevo muy bien con ellos”.

Rodrigo llegó al club a los 13 años durante la gestión de Comparada e hizo hincapié de cuanto cambió Independiente: “Llegué al club en una mala situación y ahora es totalmente distinto, los chicos de la pensión tienen mayor comodidad, eso muy bueno”.

Sebastian Fermanelli

Nuestras Redes Sociales

FacebookTwitterYoutube