El 15 de abril de 1965, Independiente se consagraba campeón de la Copa Libertadores de América por segunda vez consecutiva y se afianzaba como el dueño del continente.

 

Tras eliminar a Boca Jrs en tres durísimos partidos jugados en el Estadio Monumental, el último con dos tiempos suplementarios de 15 minutos, el Rojo accedió a la final. El primer partido fue triunfo para Independiente por 2 a 0 con goles de Osvaldo Mura y Mario Rodríguez. Valió tanto como un gol el penal atajado por Pepé Santoro al "Beto" Menendez. Ese resultado fue el que definió la serie por la diferencia de gol obtenida, ya que si no había diferencias en resultados se definiría por ese medio, el pase a la final. El segundo partido fue una verdadera batalla dónde la pierna fuerte al límite del reglamento fue la protagonista, y Boca salió victorioso 1 a 0 por el gol del "Tanque" Rojas.

Mientras tanto Alberto J. Armando pide que se le quiten los puntos a Independiente por la mala inclusión de Pavoni y Avallay, quienes habían sido anotados fuera del tiempo que exigía la CSF, pero Herminio Sande logra que al jugarse la semifinal entre dos equipos de la misma liga, se tomen los tiempos que dispuestos por AFA, por lo cual el fallo favoreció a Independiente. El tercer partido no varió en la forma de jugarse y abundó la mala intención y la violencia entre los jugadores. Boca, que estaba obligado a ganar, no pudo conseguir batir a Santoro y, con el empate en 0, se llegó a la segunda final consecutiva.

El rival de la serie final fue Peñarol, quién venia de eliminar a Santos también en tercer partido, 2 a 1 en el Monumental. El partido de ida fue en La Visera y el "Rojo" ganó 1 a 0 mediante un gol del "Loco" Bernao. La revancha fue tres días después en el Centenario y el equipo "Charrúa" lograría, mediante goles de Gonçalvez, Reznik y Rocha, un convincente 3 a 1, gol de De la Mata para el descuento.

El tercer partido, también jugado con diferencia de tres días, se jugó en el Estadio Nacional de Santiago de Chile y fue una verdadera exhibición por parte del campeón vigente. Con goles de Pérez en contra a los 9', Bernao a los 27', Avallay a los 33' eran la demostración en la red del torbellino futbolístico que padecía Peñarol. A los 40' el juez peruano Yamazaki expulsa a un jugador por bando Navarro y Ledesma. A los 45' logra descontar Joya para el "Carbonero". En el segundo tiempo a los 33' el juez "inventó" un penal qué desvío Rocha y a los 38' una genialidad del "Petiso" Mura, luego de dejar en el camino cuánto rival se le cruzaba, Mazurckiewicz incluido, y desde ángulo cerrado define para cerrar con un resultado digno a la superioridad vista en el campo de juego.

Los "Libertadores de América" que ganaron ese duelo, dirigidos por el "Colorado" Giudice, fueron: Santoro; Navarro, Decaria; Ferreiro, Acevedo, Guzmán; Bernao, De la Mata (Mori), Avallay, Mura y Savoy.

De esa forma Independiente trae desde el otro lado de la Cordillera de Los Andes la preciada Copa Libertadores hacia su casa, las vitrinas de la Avenida Mitre 470.

Roberto Annocaro

Nuestras Redes Sociales

FacebookTwitterYoutube