Walter Curia pasó por los micrófonos de Emoción Roja y habló sobre el presente de la sede social de Boyacá y los deportes que se practican.

El crecimiento de la institución en la gestión Moyano es insoslayable. La necesidad de mejorar  en la parte edilicia y social era imperiosa y con el pasar de los meses todas las mejoras comenzaron a dar sus frutos. En una entrevista para el programa radial Emoción roja , el presidente de la sede Boyacá, Walter Curia, admitió: “Cuando  ésta comisión directiva me puso al frente de la sede, la encontramos totalmente destruida. Tenía el  buffet abandonado, a las chicas que jugaban al vóley  les pintábamos los números de la camiseta.  Nosotros queremos abarcar todos los deportes, pero no tenemos espacio. Hay un proyecto para que se pueda ampliar la sede”. 

Es imprescindible para que un proyecto tenga éxito, que todas las partes conjuguen el mismo verbo: unir. Y en ese camino transita el club, es por eso, que el flamante presidente cuenta “El apoyo de la dirigencia es total, tenemos un apoyo incondicional de Hugo, Pablo y Yoyo Maldonado. Tenemos contacto con Wilde por fútbol infantil. Incorporamos 10 jugadores de la sede de capital. Nosotros tenemos 200 chicos en cancha de once, casi 500 en baby fútbol, entre 50 y 60 en fútbol femenino y después tenemos toda la tira de futsal. Hay un montón de chicos , hasta el punto que a veces los tenemos que rechazar” contó. 

Con respecto al futuro inmediato, Curia,  detallo “Este miércoles tenemos prueba de futsal femenino. Tenemos 50 chicas que practican este deporte. Está creciendo muchísimo “ 

La última frase ilusiona. Cuando se menciona la palabra crecimiento, es un indicio de que el futuro es prometedor. Y por ese sendero es el que quiere transitar el Club Atlético Independiente.   

Germán Candás  

 

 

Nuestras Redes Sociales

FacebookTwitterYoutube