El Rojo va con juveniles

(Olé) - Tras las partidas de Pellerano y Cuesta, Independiente se quedó sin centrales de experiencia. Con apenas 22 años, Figal es el zaguero más grande del plantel.

 

Ariel Holan comenzó la pretemporada con la certeza de que no iba a poder incorporar jugadores para tener variantes en todos los puestos que él consideraba imprescindible reforzar. Un delantero, un organizador de juego y un volante central fueron las prioridades. Emmanuel Gigliotti, Walter Erviti (llegó libre de Banfield por falta de pago y no ocupó cupo) y Nery Domínguez desembarcaron para aportarle experiencia a un equipo plagado de juveniles. Pero el Rojo tiene un punto débil: la defensa. Tras las partidas de Hernán Pellerano a Olimpia y de Víctor Cuesta a Inter de Porto Alegre, el entrenador se quedó sin centrales con trayectoria. Nicolás Figal, de 22 años, y Alan Franco, un juvenil de 20 que llegó desde San Telmo y que aun no tuvo su debut oficial, son quienes conformarán la zaga. Néstor Breitenbruch (21), Julián Vitale (21) y Leonel Alvarez (21), un volante que puede jugar en el fondo en caso de emergencia, son las variantes para armar la última línea.

Alexander Barboza, defensor cuyo pase pertenece a River y que está a préstamo en Defensa y Justicia, era el apuntado del técnico. Pero las negociaciones no prosperaron. Si bien en las últimas horas se especuló con la posibilidad de traer a Carlos Rodríguez, central uruguayo de 26 años al que Olimpo le debe dinero, el presidente del club de Bahía Blanca, Alfredo Dagna, aclaró que van a cancelar la deuda con el jugador y que no va a quedar libre por falta de pago.

Holan deberá arreglarse con lo que hay. Los laterales titulares tampoco tienen experiencia: Fabricio Bustos, quien cubrirá la banda derecha, tiene 20 años. Y Nicolás Tagliafico es el más grande del fondo con 24. “Es cierto que tenemos muchos jóvenes, pero son muy responsables”, los elogió el DT. Erviti, quien en apenas un par de semanas se convirtió en el capitán sin brazalete del plantel, también confía en los pibes. “Hoy es muy difícil en el fútbol argentino encontrar jóvenes conscientes de la situación del club. Independiente los tiene”, expresó.

El camino del aprendizaje siempre está plagado de obstáculos. En ese tránsito es muy probable que los jóvenes del Rojo cometan errores. En una semana en la que se analizó reanudar el torneo con pibes, Holan ya decidió jugar todo el semestre con juveniles.

Fuente: Diario OLÉ